“Cada 40 segundos una persona sufre un derrame, cada 4 minutos alguien muere, y cada año 795 mil personas sufren por primera vez o recurrente un ACV”.  Asociación Americana del Corazón.

Actuar rápido puede disminuir el daño cerebral que causa un accidente cerebrovascular (ACV) o incluso salvar una vida. Los tratamientos que mejor funcionan están disponibles solo si el derrame cerebral es reconocido y diagnosticado dentro de las tres primeras horas desde el inicio de los síntomas. Los pacientes pueden no ser elegibles para los tratamientos más efectivos si no llegan a tiempo al hospital. Por esa razón es importante que usted aprenda a reconocer los síntomas.

Y olvídese de lo que ha escuchado en el pasado de que sólo las personas de tercera edad lo sufren. Cualquier persona, en cualquier momento y a cualquier edad puede ser presa fácil de este mal. Hoy en día, las estadísticas revelan que cada vez más jóvenes adultos lo sufren. Pero lo más preocupante es que el 73% de esta población no está familiarizada con sus signos y la necesidad urgente de la atención médica.

Si usted piensa que alguien puede tener un derrame actúe F.A.S.T (por sus siglas en inglés) y haga una simple prueba:
F-Face: pídale a la persona que sonría. ¿Se cae un lado de su cara?
A-Arms: pídale a la persona que levante ambos brazos. ¿Se desvía un brazo hacia abajo?
S-Speech: pida a la persona que repita una frase simple. ¿Habla extraño o no se le entiende muy bien?
T-Time: si ve alguno de estos signos llame al 911 inmediatamente.

Es valioso que anote la hora en que aparecen los síntomas por primera vez. Aunque no lo crea, esta información ayudará a los doctores y enfermeras a determinar el mejor tratamiento para cada persona.
Una nueva investigación, de la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) y de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (ASA, por sus siglas en inglés) encontró que alrededor de un 35 por ciento de los estadounidenses experimentan síntomas de un ACV, pero solo un 3 por ciento buscan atención médica inmediata. La mayoría de los adultos que tuvieron al menos una señal de un "mini" ACV o también conocido como ataque isquémico transitorio (AIT, por sus siglas en inglés) esperaron o descansaron hasta que los síntomas desaparecieran en lugar de llamar al 911 de inmediato.

"Ignorar cualquier señal de un ACV puede ser un error letal. Oficialmente, alrededor de 5 millones de estadounidenses (un 2.3 por ciento) han tenido un AIT autoreportado y diagnosticado por el médico, pero como sugiere este estudio, sospechamos que la prevalencia real es más alta porque muchas personas que experimentan síntomas congruentes no los reportan", advirtió el Dr. Mitch Elkind, presidente de la ASA.
Recuerde entonces que actuar rápido puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Reconozca los síntomas

• Súbito entumecimiento o debilidad en la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
• Confusión repentina, dificultad para hablar o dificultad para entender el habla.
• Súbita dificultad para ver en uno o ambos ojos.
• Súbita dificultad para caminar.
• Mareos.
• Pérdida de equilibrio o falta de coordinación.
• Dolor de cabeza súbita severo sin causa conocida.
• Confusión.

Click to read in English:  When Having a Stroke Every Minute Counts