“Earicles miracles for Ears” ayuda a niños que nacen afectados por la Microtia

Avatar photo

Enero es el Mes Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento, en esta ocasión hablaremos de la Microtia que es una malformación que se visualiza en el nacimiento y que da lugar a una “oreja pequeña”.

Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), uno de cada 6,000  a 12,000 niños que nacen en USA, llega a este mundo con Microtia, la cual generalmente es más común en los niños que en las niñas y casi el doble de los casos de microtia ocurren en la oreja derecha en comparación con la izquierda.

En algunos casos, el niño tiene la malformación en una oreja, en las dos, o no tiene ninguna oreja. No se sabe qué la provoca, pero se cree que es más común en niños hispanos que han nacido en los Andes, en personas de origen asiático y en  nativos americanos.

Muchas veces, los padres al ver su hijo o hija, con esta condición, antes de obtener información, pasan por un período traumático, en el que muchas veces se hayan culpables de si mismos por la condición del recién nacido. Por eso es importante que la comunidad conozca acerca de la microtia.

Ese fue el caso de Liliana (colombiana) y John Herbstreith (americano), una pareja interracial, quienes después de varios años de matrimonio, en julio de 2011, le dieron la bienvenida a Román, su primer hijo. Cuando Román nació, sus padres vieron que no tenía formada la oreja derecha y horas después, médicos del hospital, le hicieron un test al bebé y les informaron que el niño no había pasado el test de audición en el oído derecho.

Días después, el niño fue remitido a un hospital infantil, en donde les informaron que el niño padecía de Microtia y en su caso específico, de grado tres.

Hay varios tipos de Microtia. La de grado uno, en la que la oreja es más pequeña que lo normal pero está completamente formada. La de grado dos, en la que la oreja tiene una deformación en la parte superior pero el canal auditivo puede ser pequeño o no existir; la Microtia de grado tres, en la cual la oreja está totalmente deformada, parece una cascara de maní y no hay oído externo, y la cuarta, en la que el niño nace sin una o las dos orejas y no tiene canal auditivo.

Usualmente, los niños que tienen Microtia, necesitan aparatos para mejorar su audición como el implante Baha, que se coloca por medio de cirugía y es usado por muchas personas para ayudar a mejorar la escucha, pero los padres de Román decidieron no usarlo.

En cuanto a la posibilidad de tener otra oreja, a los padres de Román, les dijeron que sólo hasta cuando él cumpliera 9 o 10 años de edad, podría tener la opción de una operación, debido a que a esa edad, la oreja de un ser humano tiene el tamaño adulto y hay un procedimiento quirúrgico, en el que el cirujano tiene que extraer un cartílago de una de las costillas para armar la oreja y luego hacer otras dos operaciones de reconstrucción para que esta quede con apariencia normal.

También existe la opción de una prótesis, en la que se hace una oreja de silicona pero se puede caer y los niños deben tener especial cuidado cuando hacen deportes.

El hecho de esperar por casi 10 años por la operación, dejó preocupados a los padres de Román, debido a los efectos psicológicos que la deformación física puede traer a un niño con Microtia y a las burlas de otros niños por el hecho de ser diferente.

Sin embargo, tras varias búsquedas en internet, la familia Herbstreith, encontró la información de la doctora Sheryl Lewin, una cirujana californiana que desde hace varios años viene haciendo la reconstrucción de las orejas de niños con Microtia usando un material llamado Medpor.

El Medpor, que es un implante de polietileno bio-compatible, que se moldea con la forma de la oreja del paciente y luego es cubierto con los tejidos del cuerpo para crearla y permite que niños a partir de los 3 años de edad, puedan ser operados.

Tras un año de espera para tener la cirugía, que sin seguro médico puede llegar a tener un costo de más de $40.000, Román con tan sólo tres años de edad viajó con su familia a California a finales del mes de junio para que tuviera una cirugía reconstructiva. Un día antes de la operación, la doctora Lewin, en su oficina de Santa Mónica, tuvo una consulta con Román, en donde le tomó varias fotografías y examinó su oreja para hacer el molde con el medpor. Al día siguiente, en una cirugía, que duró 9 horas, la doctora Lewin y su equipo médico reconstruyó la oreja de Román.

See Also

En una entrevista con Go! Latinos Magazine, la especialista que ha realizado más de 800 cirugías reconstructivas, informó que semanalmente hace 3 cirugías de a pacientes provenientes de diferentes partes del país y del mundo, a quienes con el mayor cuidado, les hace el procedimiento que les ofrece una mejor oportunidad de vida. “Llevo 10 años haciendo este tipo de cirugías y mi objetivo es que los niños con esa condición, tras la operación tengan una oreja casi igual a la no afectada por la microtia y sobre todo, que como personas se sientan completos”, comentó Lewin.
Igualmente, la cirujana, tiene un especial interés en ayudar a la comunidad hispana y mediante la fundación sin fines de lucro que ella creó llamada “Earicles”, que ofrece información, investigaciones, tratamientos  sobre la microtia, además otorga cirugías gratuitas o a costos reducidos a niños de escasos recursos.

“Yo nací y me crie en el sur de California y siempre he estado rodeada de gente hispana, una comunidad muy amigable y unida”,  afirmó la cirujana. Mediante Earicles, Lewin ha podido proveer cirugías gratuitas a niños hispanos. En el 2013,  Earicles patrocinó 3 cirugías reconstructivas gratuitas y 5 cirugías de costos reducidos y para el 2014 ha hecho lo mismo. De hecho, hace algunos meses, la doctora Lewin fue a Colombia y a Ecuador a ofrecer conferencias informativas sobre la microtia y las opciones de cirugía reconstructiva con medpor y operó de forma gratuita en California a varios niños ecuatorianos, el país donde existe el mayor índice de niños con microtia.

Si usted tiene un hijo con microtia o conoce a alguién que necesite ayuda con la microtia comentele de este artículo y digale que contacte a Earicles miracles for Ears para recibir ayuda. Earicles depende de las donaciones que la comunidad haga y cualquier suma de dinero sirve para apoyar a niños de escasos recursos a acceder a este tipo de cirugía. Los interesados en apoyar la fundación lo pueden hacer mediante la página de Facebook que tiene el nombre “Earicles-Miracles for Ears”. Mayor información en la página www.microtiaearsurgery.com

 

Click to read in English: “Earicles miracles for Ears” helps children who are born affected by Microtia

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Copyright © 2014 - 2020 GLM | All rights reserved.

Scroll To Top