Now Reading
El Cáncer no discrimina

El Cáncer no discrimina

Hay dos realidades contundentes que las personas no pueden olvidar acerca del cáncer. La primera es que nadie esta inmune a padecerlo, y la segunda es que debemos ser conscientes de sus síntomas para detectarlo a tiempo.

Hace poco más de un año, la familia Coronell vivió en carne propia estas dos situaciones. Su hija de apenas 16 años fue diagnosticada con leucemia, noticia que ningún padre quisiera recibir.  

A pesar de que el tratamiento tiene sus problemas y es difícil lidiar con los síntomas de los efectos secundarios, esta joven sorprendió a muchos con su actitud frente a la enfermedad.

Con una hermosa sonrisa en su rostro, Raquel, quien actualmente cursa el 11 grado en la escuela Ransom Everglades, dejó de lado por un momento sus actividades y compromisos para sentarse y relatarnos a lo que se ha enfrentado durante este tiempo.

Para asimilar lo que le estaba pasando y encarar las reacciones de algunas personas quienes aún continúan pensando que la enfermedad es un castigo o incluso se trata de una simple gripe, debió conocer que es el cáncer.  “La gente tiene que entender que no es inmune y que deben estar alerta”. El cáncer no discrimina, no

importa si uno es bueno, religioso, saludable, a cualquier persona y en cualquier momento puede pasarle”. Incluso según ella nos cuenta gozaba de una excelente salud hasta ese momento, ya que siempre se había mantenido activa practicando deportes como la natación y el tenis.

Esta adolescente colombiana con apenas 5 años de residir en este país y amante de la arepa venezolana, asombró no solo a su familia sino al personal del hospital con la actitud positiva que tomó frente a las circunstancias. Esta postura fue la lección de vida que dio a sus padres quienes se encontraban devastados ante la noticia.

 “Ella fue la que nos animó, nos repetía que íbamos a salir adelante y que todo se iba a solucionar. Y las enfermeras siempre la vieron sonriente a pesar del tratamiento y sus efectos secundarios”, explicó María Cristina Coronell, mamá de Raquel.

La segunda realidad que enfrentó esta familia fue un diagnóstico a tiempo. Al momento de la detección, el oncólogo manifestó que probablemente no tenía más de diez días la enfermedad. Hoy en día, los estudios revelan que existe un buen pronóstico cuando el cáncer se determina en su fase inicial.

Una mañana esta joven, quien toca la guitarra como pasatiempo favorito, palpó unos ganglios inflamados en su cuello y axila, incluso su piel a la altura de la nariz presentaba una mancha, la cual atribuyó a una sombra de sol producto de su entrenamiento riguroso de tenis y que más tarde se daría cuenta que se trataba de uno de los síntomas del cáncer.

No había fiebre ni dolores, por lo que su madre no iba a llevarla inmediatamente al pediatra. “Recuerdo que ese día llame a mi padre a Colombia, quien es médico y le comenté lo que le pasaba a Raquel y a él no le gustaron estos síntomas y me insistió que no debía esperar ni un minuto más para que la viera un doctor. Si no hubiera sido por su insistencia a lo mejor yo hubiera esperado a ver si tenía algún otro síntoma que yo creyera que era pertinente ponerle atención”.

Y es que es común que los padres desconozcan y confundan los síntomas del cáncer y los interpreten, en la mayoría de las ocasiones, como dolencias infantiles comunes.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NCI por sus siglas en inglés), el cáncer sigue siendo la causa principal de muerte de los niños, aunque los índices de mortalidad por cáncer infantil han bajado casi un 70 por ciento en las últimas cuatro décadas.

Hoy en día Raquel, cuyo principal don que la caracteriza es su sensibilidad y preocupación por los demás, ha retomado nuevamente sus estudios, luego de pasar un año intenso dedicado exclusivamente al tratamiento, porque según ella misma nos dice “para mi es importante el colegio, pero mi prioridad es asegurarme de estar saludable y que el tratamiento marche bien”.

Y este período escolar 2016-2017 no solo alterna su tratamiento con sus estudios, sino que está preparándose para tomar los exámenes de las universidades porque su gran sueño es llegar a ser una doctora como su abuelo.   

See Also

Síntomas de la leucemia

No espere que los niños tengan todos los síntomas, eso dependerá de cada persona, pero si este al tanto, porque muchas veces podemos confundirlo con otras enfermedades y no darle la atención debida.
• Cansancio
• Debilidad
• Sensación de frío
• Mareo o aturdimiento
• Dificultad para respirar
• Piel pálida
• Tendencia a presentar moretones         
   fácilmente
• Sangrado Nasal frecuente o severo
• Sangrado en las encías
• Dolor de huesos o articulaciones
• Inflamación del abdomen
• Pérdida de apetito o peso
• Ganglios linfáticos inflamados (al lado del cuello, en las áreas de las axilas, sobre la clavícula o en la ingle)
• Hinchazón en la cara y los brazos
• Dolores de cabeza, convulsiones y vómito. Fuente: Sociedad Americana del Cáncer

 

 Cancer Does Not Discriminate Anybody

 

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Copyright © 2014 - 2020 GLM | All rights reserved.

Scroll To Top